Poeta y basura

a

“En el jardín hay un cerezo dormido, pero parece muerto. Este otoño comenzó a sentirse apático, y la dejadez se apoderó de su espíritu. La vida, cansada de verle abúlico y desastrado, decidió que lo mejor sería que se tomaran un tiempo para reflexionar sobre su relación, y se marchó de vacaciones, dejándole en un estado de abatimiento que hizo que se fuera consumiendo poco a poco hasta que acabó por convertirse en lo que es ahora: el aletargado esqueleto de un cerezo; una osamenta de madera clavada al suelo, que solo espera que regrese la vida”.

domingo, 29 de mayo de 2011

Martín Hache

En estos días que corren, recordé una película argentino-española bastante buena: Martín Hache. Aunque la historia no es una obra maestra, el guión deslumbra por sí solo, especialmente en momentos de diálogo en los que interviene Eusebio PoncelaFederico Luppi que, de una forma magistral, se introducen reflexiones que no chirrían, sino que se adaptan con un espíritu aleccionador del adulto hacia el joven, creando con su dicción privilegiada una atmósfera que embelesa. Os copio algunos fragmentos con sus vídeos:

"Me seducen las mentes. Me seduce la inteligencia. Me seduce una cara y un cuerpo cuando veo que hay una mente que los mueve que vale la pena conocer. Conocer. Poseer. Dominar. Admirar. La mente, Hache, yo hago el amor con las mentes. Hay que follarse a las mentes".


"¿Queréis escuchar hasta el final? Esto no es un drama… es una farsa aunque no lo parezca. Si llegamos al final pasará lo de siempre: vosotros os levantaréis para aplaudir y nosotros saldremos varias veces a saludar y seremos cómplices de la farsa, de vuestra farsa; y luego volveréis a vuestras casas y todo seguirá igual, seréis tan corruptos, tan hipócritas y tan mierdas como siempre, pero tendréis la concienca tranquila porque sois modernos, porque habéis aplaudido a rabiar una obra de izquierdas muy dura, durísima, tío. Aunque no estéis de acuerdo con el mundo que os ha tocado, no hay salida. No podéis cambiarlo, hay que aceptar las reglas del juego pero vosotros no sois culpables porque todavía sois capaces de soltar una lágrima por la revolución que no pudo ser. Sois unos farsantes hijos de puta que merecéis mi más profundo desprecio. Durante un año he sido vuestro bufón, me averguenzo de no haber tenido el coraje de haber hecho esto mucho antes coño, ¡me niego a seguir siendo vuestro cómplice! ¡Venga, que siga la farsa! Pero desde esta noche no contéis conmigo".


"Eso de extrañar, la nostalgia y todo eso, es un bálsamo. No se extraña un país, se extraña el barrio en todo caso, pero también lo extrañas si te mudas a diez cuadras. El que se siente patriota es que cree que pertenece a un país, es un tarado mental. La patria es un invento. ¿Qué tengo que ver yo con un tucumano o con un salteño? Son tan ajenos a mí como un catalán o un portugués. Estadísticas. Números sin cara. Uno se siente parte de muy poca gente. Tu país son tus amigos y eso sí se extraña. Pero se pasa...".
 

"Me apasionan las drogas. He probado todas las que he podido conseguir. Pero nunca lo he hecho para buscar el placer, o para ser feliz, o para afrontar la vida. Las drogas son maravillosas porque te abren la mente. Te hacen comprobar que la verdad no existe, que todo es relativo. La droga te da otra visión, otra dimensión, te hace ver que nada es lo que parece, que nada es. La única realidad es tu realidad y será lo que tú seas capaz de ver".

*¿Os ha gustado? Esta es la canción a partir de la cual conocí la película:

6 comentarios:

  1. De las mejores películas que recuerdo cuando tenía apenas quince años.Incluso recuerdo que nada más acabar volví a visionarla de nuevo, así en plan niñata ;)
    Y de los violadores que te voy a decir, tambíen les conozco a ellos y a esta canción desde hace un montón. No es el tipo de música que me gusta, pero ellos particularmente son muy buenos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. El día que me dijeron en la clase de Audiovisuales que llevara un fragmento de película para comentar en clase, llevé precisamente el primero de Eusebio Poncela. Yo defendía cómo a una película de trama simple y pocos medios se la puede salvar con un guión y unos actores estupendos.
    Esa parte me marcó mucho. Me hubiera gustado ser ese objeto de deseo admirable, esa mente a la que hay que follarse. Pero el mundo es muy superficial...

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la sugerencia y la transcripción. En efecto, esos pasajes no tienen desperdicio.
    Saludos.
    Te dejo un bonohotel por si quieres conocer mi sitio:
    http://motel-magenta.blogspot.com/

    MAGENTA

    ResponderEliminar
  4. gracias por la sugerencia, no la vi! cuando la vea te cuento que me pareció!

    un abrazo precioso, cuidate!

    ResponderEliminar
  5. Ante todo, perdón por la intromisión. Que buena película y que rotundas frases habitan en ella!
    "Hay que follarse a las mentes" siempre me ha quedado grabada en la memoria.

    Salut!

    ResponderEliminar

¡Vomita lo que pienses!

El viaje íntimo de la locura